Labrador

Invadido por el espíritu del santo patrón que celebremos ayer y el de su esposa santa María de la Cabeza (que este año es festivo porque La Almudena cae en domingo, y la construcción volverá a tener puente entonces…) me he puesto al tema.

Por la mañana el espíritu de ella, hacendosa esposa, que tenia la casa de los Vargas tan limpita y ordenadita. Hacía falta, la verdad, porque llevaba un par de semanas sin dar ni chapa. Recoge ropas y cosas fuera de sitio, cacharritos de la cocina, baños, lavadora blanca, plumerito, bayetita, aspiradora, pasa el mocho, lavadora de color y listo.

Entre las dos lavadoras me di cuenta de que el cajón donde se echa el suavizante estaba un poco cerdo. No se cómo, conseguí sacarlo y me di cuenta de lo cerdo que realmente estaba. Supongo que se inunda de agua y después ese agua se lleva el detergente/suavizante, pero siempre quedan restos. Lo fregoteé todo bien mientras me asaltaba la duda de si sería capaz de volver a meterlo… Al ir a colocarlo descubrí un alijo de perico bajo el cajón.

La tarde se la dediqué al patio, que se la debía. Yo quería ser más labrador pero me he quedado en barrendero y exterminador.

Tengo pulgón en la hiedra y en el jazmín. Esto hace que al pulgón acudan las hormigas. Cómo es posible que teniendo debajo una losa de hormigón y un garaje tenga hormigas? Dos, casi tres años les ha costado pero han llegado. En un principio sólo las veía en las plantas pero poco a poco fui viéndolas por el suelo. Eso trae pajaritos al patio a comer hormigas y los pajaritos aprovechan y comen pulgón y hojas, cargándose los muy hijos de puta una plantita que me regaló el destornilleitor y en la que tenía muchas esperanzas puestas.

La venganza era hoy. Al pulgón le pulverizo el veneno, mañana están fritos y pasado se caen al suelo y desaparecen. Con las hormigas no sé que pasará porque creo que he localizado el hormiguero pero no las he observado en profundidad. Le enchufo también el veneno para que mueran incluso ahogadas.

Barro la parte del fondo y al llegar a las macetas aromáticas y retirarlas para barrer, tachán!, hormigas bajo el tiesto. El perejil espigado lleno de pulgón y las hormigas han colonizado la maceta; esto va a ser más interesante de lo que yo pensaba, así que me bajo a por polvitos de esos para las hormigas a la droguería del barrio, de la que tengo que hacer una entrada específica porque tela con el neighborhood.

Cuando retiré las macetas de los tulipanes que se quedaron en hojas

descubrí que había hormigas en esta zona también y que entraban y salían de debajo del rodapié como de El Corte Inglés

La colonización era ya un hecho a esta hora de la tarde. Pacientemente barrí todo el patio, corté esas hojas de los tulipanes, arreglé las macetas, mutilé ramas pulgonizadas y cuando todo estuvo dispuesto les puse unas rayitas para celebrar san Isidro.

Se colocan las macetas encima y a correr. Si salen por debajo fiesta y si salen por arriba hacia al rodapié más fiesta aún. Sólo me faltó ponerles una copa con Red Bull. Así que el patio está barrido y preparado para un holocausto hormiguil. Cómo son estos bichos de mierda: cuando estuve barriendo arrastré a varios ejemplares hacia los montoncitos que yo iba haciendo para recoger y echar a la bolsa. En todos los montones salían hormigas despavoridas, descolocadas, desorientadas. Al minuto las veías a todas enfilar el camino del rodapié. Como sabrán eso si para ellas esa distancia puede ser abismal? No me gustan los bichos y menos si son más listos que yo.

En fin, todo lo que tengo son tres o cuatro margaritas. A ver si deja de llover, sale el sol un poco y explota todo de una vez.

18 thoughts on “Labrador

  1. Yo tengo la teoría de que las lavadoras tienen vida propia.

    A falta de patio, en mi casa las putas hormigas salen del rincón del alavadora y acaban en la encimera de la cocina. AGHHHHHH

  2. Joder y yo quejándome porque me pasé el jueves fregando platos y haciendo comidas (de las de olla, clarostá).
    Lástima lo de las plantas porque que quieras que no dan alegría y a tener en cuenta, ese alijo encontrado habrá que darle un uso como bien se merece
    😉

  3. Jejejeje. Qué hacendoso, sí señor, mu bien hecho.

    Las hormiguitas me dan un poco de pena, pero bueno, es cuestión de supervivencia y cosa de la cadena natural, así es que …

    Que me alegro de que te cundiera el día.

    Besicos!

  4. Y además el sábado planché!!!

    Yo dentro de casa no tengo Mocho, aún; la hubiera puesto en venta ya…

    El alijo, Mandawebos, lo reutilicé en la lavadora 2. Oooooohhhhhh!!!

    Lux, cuando me pongo me cunde. Pero me cuesta ponerme…

  5. yo también estoy invadida de hormigas pero en vez de comerse las plantas se comen la comida de mis gatos (y da un asquito…)

  6. ey, donde está la segunda parte?

    decia que espero no encontrar ninguna, pq me dan mucho asco u__u

    (creo que fue por el html del “<“) XD

  7. que bonito, que limpito, que hombre de su casa, por cierto tienes mi misma lavadora, pero no se porqué la mia no tiene un alijo en el cajón…..

  8. me parto con la nueva imagen del blog, nos pones dibujis en los comentarios,y ahora nos vienes con elcodigo de barras, estas sobrado majo, que bien te sienta la primavera

  9. Isas, el alijo está bajo el cajón. Y los dibujines los genera el wordpress.

    Sual, cuidado con los >< que el html está permitido en los comentarios. Las cucarachas me echarían de mi casa.

    Casta, y los gatos no se las comen a ellas?

    Otto yo quiero un peluco que me se caiga el brazo del peso. Vete ahorrando 😉

  10. Para el pulgón, se ha de coger una cabeza de ajo en medio litro de agua. Remedio eficaz y natural.
    Para las hormigas, comprate una planta de lavanda, menta, eucalipto, tomillo porque se espantan. Eficaz y ademnás aromatizará tu patio.
    Y ese cajón guarrero es muy común 😀
    De nada hijo mío, de nada.
    “Así planchaba, asín, asín, así planchaba, asín, asín….” jajaja

  11. Proud, me aburro poco; pero sacaré un hueco para enseñarte a optimizar tiempos en las labores del hogar.

    Veneno para las plantas, Jelens, eso les eché a los bichos. Voy a pasar por alto lo del difusor del pelo… 😉

    Otto, el reloj de pared vale sólo si tiene cuco :-p

Comments are closed.