He dicho sí

Nunca he sido muy bueno practicando deportes. Ni en vivo ni en la play o semejantes. En el colegio jugué al baloncesto, casi obligado porque era alto, pero siempre quedábamos los últimos. En el “Trofeo El Salvador”, el del cole, siempre quedábamos terceros. De tres. La culpa no era exclusivamente mía, pero el hecho de participar y no ser bueno, de no saber, me hacía autoexcluirme por sistema. Y así seguimos. En los individuales tampoco es que haya despuntado, pero el post va por los de equipo.

En todo el Bachillerato creo que jugué una vez al baloncesto. En la carrera, nada de nada. Iba de mirón, y hasta me vino bien. En Dragados se organizó una liguilla de fútbol y me autoexcluí. Además si no practicas no aprendes nunca. Y ahora es tarde para decir “que hace mucho que no juego”. En Ortiz, por Navidad, partidito. “No, es que ese día no puedo”.

Hoy he dicho a una liguilla de (atención:) pádel con los compañeros de la nueva empresa. A mí jugar al pádel me pega tanto como hacer macramé pero lo he hecho por integrarme, que siempre soy un rarito. A todo esto no tengo ni idea de jugar y casualmente sí raqueta (se dice esto asín?) porque un amigo me la regaló por mi cumpleaños para que fuera a jugar con él (siempre me excusaba con que no tenía material). Seguramente al final no se haga o se haga en otoño o vete tú a saber pero, advirtiendo de la situación, he dicho sí.

3 thoughts on “He dicho sí

  1. Claro que si,hazle un hueco al deporte y de paso te haces más sociable. Además lo que más mola en estos casos es lo que viene después del partidillo, las cervezas
    🙂

  2. Yo juego casi todos los domingos y la verdad que le cojes el gustillo cuando aprendes.
    El profesor pablo te puede dar unas clasecillas.
    🙂

  3. Me parece bien, y así cuando aprendas me enseñas a mí cuando vengas a mi “futura” casa a jugar, a la piscina,a merendar o a cenar…vamos ya sabes, a gorronear todo lo que quieras.

Comments are closed.