Búho

Como ya avancé el otro día, ayer fuimos a una fiesta del curro. En realidad la fiesta la organiza la empresa que nos vende la documentación de los proyectos para sus empleados e invitan a las empresas con las que trabajan. Barra libre y canapiés (casi) toda la noche, de 9 a 12. Así que, al menos por verlo, fuimos. La fiesta está bien, demasiado, y no conocía a nadie. Y ya es raro habiendo pasado por varios departamentos de estudios de varias constructoras. Será el relevo generacional…

La fiesta terminó a las 12 con el encendido de luces habitual pero la barra libre se había terminado a las 11. No entiendo por qué no dejaban la fiesta más tiempo puesto que en media hora no has disfrutado la copa que te ha costado 12 euros (uno detrás de otro) y que pediste porque no sabes tener las manos vacías en un bar. De allí nos fuimos a Malasaña, al Penta y al Molly Mallone y la cosa terminó a las 3 y media. “Y ahora cómo me vuelvo?” Le había leído a alguien en un periódico del metro que los findes hay en Madrid 800 taxis para un publico potencial de 140.000 personas. Así que taxi va a ser que no, aunque no por ganas y frío (venga, vale, me fui muy fresco, provocando a la gripe, pero es que la última vez que salí era verano…).

Al final terminé metido en un búho que cogí a la carrera en Gran Vía, el N18, que decía Aluche. Tuve coña en cogerlo, tuve coña en conseguir un sitio en la siguiente parada, en quedarme sobado por Plaza de España y en que el rastas que se me sentó al lado me despertara en Aluche al llegar. No recordaba que fuera el N18, me sonaba el N14, pero hace como 10 años que no me subo a un búho. Y ayer lo hice a dos, porque en Aluche estaba (tardó sólo 6 minutos en llegar, recogernos y salir) el N803 y este sí que no existía antes, al menos con ese número.

En este no me dormí, porque no quería terminar en Fuenlabrada o donde tuviera la cabecera, y porque hace el mismo recorrido que hacía yo de estudiante cuando volvía de la Escuela y el mismo del mismo búho (con otro número) que cogía con mis colegas volviendo de fiesta de los madriles por entonces. Y te empiezas a acordar de cosas que han pasado en ese autobús de día y de noche, a ver sitios por donde has pasado mil veces y han cambiado otras mil, a ver las vueltas que da la vida en general y tú mismo en particular; todo un auténtico momento blandengue patrocinado por Cutty Shark. Lo peor fue pasar por delante de casa de mis padres y pensar: “y ahora cuando me baje todavía me toca andar un rato hasta que llegue a mi casa… con este frío…”


Nunca te acostarás sin saber una cosa más
Para días como ayer, en el que sales de casa en noviembre pero llegas en diciembre, el cupón de abono transportes del mes que termina es válido hasta las 6 de la mañana del día 1. Yo, porsi, ya había comprado el de diciembre por la tarde.

4 thoughts on “Búho

  1. jajaja yo cogi un buho hace cosa de dos o tres semanas, y mens mal que acerte que sino… xD

    ya podian abrir el metro por las noches los findes

  2. Tengo que coger un búho y termino en Collado Mediano perdida jajaja.
    Vaya fiestas que te marcas majo, no sales de una y estas con otra. Espero que una buena siesta te dejara como nuevo 😀

    PD: Yo no estoy a favor de abrir el Metro por las noches… ahí lo dejo :p

  3. Como diría el colega Vicentín “siempre a tope hasta que aguante la maquinaria!” jajajjajajaaaa. Esque no perdonas una.
    Pensando en lo del buho, que recuerdos, aquellas noches que veníamos de Moncloa y no nos quedaban más narices que cogerlo, y hartos de calimocho (que la paga no daba para cubatas)… juventud divino tesoro!
    😉

Comments are closed.