Grados

Ayer jueves cuando volvimos de comer me encontré una desagradable sorpresa en la oficina: décimas, otra vez. Cómo habían sido capaces de llegar hasta la Copisa? Por qué habían venido si yo ya seguía la dieta del paracetamol?

Cada vez con más desgana terminé lo que tenía y me fui a mi casa. Allí comprobé que me perseguían pero yo ya había quedado en ir a casa de mis amigos bolos, así que con décimas y todo, me bajé.

Después de charlar un rato sobre la caída de los precios de la vivienda, el Euribor y esas cosas de las que solemos hablar como si estuviéramos en un desayuno informativo de Europa Press, nos dispusimos a preparar una cena compuesta por San Jacobos congelados del Mercadona y huevos fritos. Todo muy dieta mediterránea, claro que sí. Pero, en ese momento la vecina ucraniana llamó al timbre, así que finalmente hicimos la cena el Rodol y yo. Cuando terminamos y la vecina se marchó, cenamos, proponiéndole a Laura el concurso de averiguar quién había hecho qué y por qué lo pensaba así.

Los sanjas, borrosos:

Uno de los huevos fritos:

Ella, después de hacerse y comerse un sándwich de huevo frito

llegó a la conclusión de que los primeros eran míos y los segundos de su marido. “Cuando los he visto fritos tan homogéneamente, doraditos por igual, he pensado que sólo pueden ser tuyos. Es tu forma de hacer las cosas”. Y añadió: “qué asco da cuando alguien te conoce tanto, verdad?”.

Después de enseñarle a montar y desmontar la Wii que se lleva a su finde rural con sus compis de curro y echarnos un desafío neuronal (en el que gané a pesar de las décimas) me fui para casa. Allí comprobé que las décimas ya no eran tales, eran auténticos grados de fiebre; así que después de lavarme los dientes y ver que las orejas me iban a explotar del calor

me fui a la cama a sudarla.

Y mañana de boda…

9 thoughts on “Grados

  1. Jojojojo, vaya orejales de color rojo chillón!! Como no te pongas un “chute” de paracetamol a lo bestia, para mañana (y no quiero ser gafe) lo vas a pasar muy marrrlll.
    ¿Ves? Ties pelo, que “te se ve” asomarrr.
    Mejorate y descansa mucho!

  2. Uyy , pero si tienes hasta milimétricamente cortados iguales los pelos de la cabeza y los de la barba.
    A mí, mi madre me enseño que los huevos fritos es una cena demasiado fuerte. No será lo de las orejas alguna reacción a una cena tan copiosa?

    Cuídate ratón.

  3. Y a mí que no me gustan los huevos fritos … lo sé, debo ser el único de toda España …

    En cuanto a lo del paracetamol, cada cuanto te lo tomas? Sabes que puedes alternar cada 4 horas con ácido acetilsalicílico?
    Y una cosa que a mí me va bien en casos más o menos graves es el ibuprofeno, pero con éste hay que llevar mucho más cuidado, que es antiinflamatorio y es bastante más “fuerte” p’al cuerpo.
    Yo, que desde que tenemos la cafetería hace 3 años no puedo permitirme el lujo de caer enfermo, paso los constipados así. Empiezo con paracetamol o “a.a.s”, cada 8 horas, si no me baja alterno cada 4 horas una y otra. Y si no consigo que se me pase, entonces cambio al “espirifen” cada 8 horas.

    Si no tienes más síntomas que fiebre no debes de tomar nada más, pero si tienes algún otro, las pastis tipo couldina y frenadol van bien …

    Y hasta aquí el farmaconsejo de hoy, y recuerde automedicarse es peligroso …

    :-S

    Besicos!

  4. Como diría el ausente: AUTOMEDICARSE KK

    Estuve al médico esta tarde y me mandó antibiótico, así que volveré a ser el amigo yonqui del novio en la boda.

    Buen finde!

  5. Joder si pareces un gusiluz!
    Sabes que lo de las orejas también sale cuando tienes sueño? eso me dijo una piva una vez y creo que es cierto.
    Habrá que aportar más datos a este hecho científico…
    (quien es la vecina ucraniana???)

Comments are closed.