El arte de lo imposible

Una compañera de la oficina me comió la oreja para que fuera a verla (“te va a gustar”); mi madre me dió unas invitaciones para una exposición que “nos han mandado del Canal por ahorrar agua” (supongo que el irme de casa ha hecho posible el milagro); y por último la prorrogan en el último minuto, así que esta mañana estuve a ver la exposición M.C.Escher El arte de lo imposible.

Conocido por sus figuras imposibles (al menos para mí), he descubierto que para hacerlos lo primero que hay que saber es dibujar y tener criterio. Este tipo era muy bueno y muy versátil. Y tenía ciertas ideas que no eran habituales en los años 20, como firmar sus obras con un anagrama que representa sus iniciales: todas las expuestas estaban firmadas en la parte inferior izquierda a lápiz; pero dentro del dibujo, más o menos visible, pero siempre integrado, el anagrama, su auténtica firma, la que hace reconocible su obra… de qué me suena?

La exposición está muy bien montada, casi demasiado. Yo iba con invitación, pero son 4 pavos, así que merece la pena verla.

Prohibidísimo usar el móvil o hacer fotos, claro. Yo me lo he pasado por el forro, ya a la salida, al leer esto: