Smelly cat

Hace dos semanas vi un documental del Canal Historia titulado La vida sin nosotros, siguiendo mi tradición catastrófica. El supuesto de partida es que el hombre, como especie, desaparece por completo de la Tierra, se extingue, sin dejar rastro, como desaparecida en un truco de magia. Pero quedan el resto de especies animales y vegetales, así como toda aquella transformación de la naturaleza realizada por el hombre, ciudades, infraestructuras y demás. El documental llega a predecir que se borraría todo rastro de la civilización sin mantenimiento y debido a la erosión y el trabajo de los agentes atmosféricos. Eso, y que crecería vegetación en sitios ahora inimaginables.

En este punto sobre el crecimiento de la vegetación, sobre el que ya he reparado en otras ocasiones, siento especial interés por una serie de plantas que conviven conmigo y a las que veo morir en invierno y resucitar en primavera, o simplemente crecer y avanzar, lo cual me hace sentir que cada día que pasa no es casual. Después de cuatro veranos he conseguido que cuatro ramitas raquíticas de enredadera lleguen a cubrir casi la totalidad del muro.

Junio 2008

Abril 2009

Junio 2009

Diciembre 2009

Junio 2010

Al mirar por la ventana ya no veía ladrillo sino una maraña de ramas verdes. Y eso reconforta. Pero, para no variar, la perfección, la calma, no podía durar mucho. Este verano no ha habido visitas indeseables, al contrario, disfrutamos de una aparente tranquilidad gracias a unos gatos, del patio contiguo al muro verde. Los gatos primero maullaban a horas intempestivas, pero no era grave; después empezaron a asomarse sobre el remate del muro y a avanzar sobre él, arrojando al suelo dos macetas; finalmente, como me temía, uno de ellos se ha colado en el patio, le he descubierto por casualidad y en su afán apresurado por salir de allí se ha encaramado como ha podido al muro, dejando este rastro destructor:

Sé que los gatos no pueden leerme, pero advierto: no sería el primero que me cargara…
Alguien sabe como deshacerse de este pequeño inconveniente?

6 thoughts on “Smelly cat

  1. Echa limón sobre el muro, ODIAN el limón, te lo aseguro. 🙂
    Si no te sirve, que yo creo que sí, cuando los trinques no les eches la bronca, porque los gatos solo son torpes cuando los asustan o ven que se han metido en un lío y quieren huir cagando leches. Si los pillas, cógelos y échales agua, ya verás que risa 🙂

    Besos!

  2. Yo me leí el libro en el que se basa el documental: los perros se extinguirán, pero los gatos dominarán el mundo, así que tendrás que resignarte a ser invadido puntualmente… 🙂

  3. Son gatos callejeros? No tienen dueño???
    Levanta una verja de esas de tela metálica se llama? Yo puse eso en los balcones de mi casa para que mis gatas no se subieran y se fueran a “pasear” por ahí (vivo en un 6º piso y es bastante peligroso :-S) No les gusta esa tela, no trepan bien y al final desisten.
    Lo del agua, o cualquier otra cosa que los asuste tipo spray y tal, también es efectivo. Y creo que venden algún tipo de producto que les repele (por si lo del limón no funcionara jejeje)

    Y vaya tela la enredadera, estoy alucinado con lo chulo que se te ha quedado el patio!!!

    Besicos!

  4. Menudo vergel se te ha montado! 🙂 A los gatos agua, y lo del limón funciona también. Cuando yo era pequeño tenía una gata y no se me ocurrió otra cosa que “ducharla”, se fué y jamás volvió..

Comments are closed.