Pipa

Ahora que no tengo miedo a morir y que se acerca el día, no me hubiera temblado el pulso a la hora de sacar el móvil y hacer una foto si hubiera vivido algo así:


¡Voy a matar a todos los ricos!

Ya no hago fotos en el metro porque el N70 tiene un pequeño flash que canta mucho y además hace clic al disparar (se puede desactivar todo, pero para la foto aquítepilloaquítemato no da tiempo). Y esa foto vale su peso en oro.

Una vez vivimos una situación parecida y aquella vez, no sólo el pulso, hasta las piernas me temblaban. Llevábamos en la Escuela apenas dos meses, era la víspera del puente de diciembre, el día 5, me acuerdo como si fuese ayer. Nuestra clase era la dos y estaba en el sótano 1, frente a la salida al aparcamiento trasero. Estábamos en un cambio de clase, al lado de la ventana y algo llamó nuestra atención. Había tres personas y un coche y discutían. No recuerdo muy bien lo que pasaba pero de repente alguien de dentro de la Escuela gritó: “tiene una pipa”. Yo me asusté, sobre todo porque no era capaz de ver la pipa. Me agaché, como todos, pero era mayor la incertidumbre. Al final Cásper tuvo que decirme quién era el de la pipa. A partir de ahí se formó la marimorena porque empezaron a forcejear, uno sacó la barra del coche, se zurraron, le metieron con la barra y la pipa de por medio apuntando para todos los lados y el del maletín (porque todo era por un maletín que llevaba uno de ellos) sin soltarlo ni a sol ni a sombra. Cuando todo acabó (y no soy capaz de recordar cómo) yo debía tener (yo y todos) el doble de pulsaciones de lo normal. Y me temblaban mogollón las piernas. De eso sí me acuerdo.

7 thoughts on “Pipa

  1. Ya ves! como esta la basca de tarada…
    Yo al principio me cago viva y después, como pensaría que iba a morir igualmente, le daría de hostias y patadas hasta hacerle saltar lágrimas de sangre.
    Escoria urbana… pero que asco me dan estos psicópatas baratos.

Comments are closed.