Copisa Rainy Day

Empezó lloviendo y terminó lloviendo.

Ayer por la mañana me comí el atasco de la M30 como hacía muchos años. Casi hora y media. Y eso que aun no llovía a mares. Cuando se abrió el ascensor en la planta baja del hotel aparecí en medio de mis compañeros que ya esperaban a que empezaran las Jornadas. Justo en ese momento nos piden que vayamos pasando, así que no se notó que llegara tarde porque la cosa iba ya con retraso. La sala donde nos metieron tenía el techo de espejos, así que no me aburrí nada cuando la cosa se ponía tostón.

Pese a todo me sobé, para ser fiel a las tradiciones, dando dos cabezadas. Pero era agotamiento más que sueño porque eran como las dos de la tarde ya. A las tres comimos y para casita.

Por la noche fuimos otra vez al hotel a cenar. Primero un vinito con unas cosas muy raras que servían y que no probé y luego la cena. Yo dejé la cazadora en una silla con Rubén y cuando nos sentamos descubrimos que nos había tocado en la mesa de las tías nuevas.

La cena fue de menos a más, yo pensé que me quedaría con hambre pero al final bien. Había un camarero que se parecía a Tico Medina y le echamos una foto, por supuesto sin que él lo supiera.

Luego hicieron una rifa de regalos de los que no me tocó nada. Brindis y a la barra libre. La dj era una chica de ventipocos años; le pedimos a Maria Isabel y nos la puso y además cuando le dijimos. Hubo baile, la gente bailó mucho, casi todos, me sorprendió. Pero como no habíamos contado el rato de la rifa, el autobús nos esperaba a las 3 cuando quedaban aún 20 minutos de baile. Qué hicimos? Pues irnos porque si no nos sacaba 50 pavos más. Nos sacamos las copas en la chaqueta como toda la vida de Dios y nos montamos en el otobús para volver a los madriles.

Lo de Madrid me sorprende. Era entrar a los sitios y las barras se iban cerrando a nuestro paso. Te podías quedar, pero no servían. Esto está bien cuando lo sabes pero cuando no está fatal. Yo sin una copa en un bar no soy nadie. Con ella tampoco, pero tengo las manos ocupadas. Pues en dos sitios me/nos hicieron eso. Así que nos hicimos muchas fotos para entretenernos.

Incluso jugamos al lío. El colmo de la desesperación fue cuando nos cerraron la chocolatería de San Ginés. Hasta del sitio de desayunar nos echaron ayer.

Nos fuimos para la oficina en el metro y de camino tuve como una visión de que tenía que volver a casa, que era absurdo ir. Pese a todo fui, me tome un café y me volví para casa. Al salir del metro esta mañana cayeron cuatro gotas otra vez.

5 thoughts on “Copisa Rainy Day

  1. ¿Tú no paras nunca? madre mia que fiestas te pegas!!!!
    Por cierto, muy original la foto poniéndole los “cuernitos” a tu compi de mesa. Aprovechando la coyuntura, todo bien con las nuevas???
    😛

  2. Umm no se k decir:
    Te cierran las barras de los pubs, te sirve Tico Medina, llueve y llueve (era para abajo o no?), atascos, umm no se si saldría contigo alguna noche, sería arriesgarme mucho.
    Por cierto k tal con las morenas???? (arriba las morenas!)

    Muy majos tus compañeros, sobre todo por ir tb de empalme.

  3. Joer, pero que fiestas te montas majo. Me parrrrrtoooooo con Tico Medina jijiji. Por cierto, que de peña ¿que no?.
    Me ha molado el otobus, la caña!!.
    Tu si que sabes montarte la buena fiesta. Saludetes navideños 😀

  4. Amos a ver…
    me estoy creando una fama de juergas inmerecida. Salgo poco pero a lo grande.

    Con las nuevas bien, con las morenas también,

    Tenemos un año para convencer al a jefa de que la próxima tiene que ser en un sitio con obra: Conil, Jerez, Ronda, Málaga, Sevilla… hay que superar el nivel como sea…

  5. Jeje me parto con las fotos…. no tienen desperdicio…. Bueno ya veo que lo pasasteis bien… como tiene que ser.

    La conferencia entretenida con los espejos en el techo juas juas lo siento por los ponientes porque nadie les haría ni caso juas juas espero que no cabecearas mucho y te durmieras con discreción juas juas

    Txutxines

Comments are closed.