Nai nonai noná

Llego a casa cansado. Esta tarde estuve en El Corte Inglés de Castellana haciendo como de shopper, algo así. Yo asesoraba, miraba, opinaba, acompañaba pero no me gastaba un duro. Al final terminamos llenos de bolsas (ninguna mía) después de patearnos la planta de caballero varias veces de la boutique de Hugo Boss a la zapatería y vuelta. Nos acabaron conociendo hasta los vendedores… Claro que cuando te vas a gastar 250 euros en unos zapatos has de estar muy seguro…

Llego a casa y pongo la tele un rato tirado en el sofá. En el 40latino hay un especial o algo así con la excusa de la feria de abril. Así todo como muy flamenquito. Me voy a otros canales pero al rato vuelvo y está en pantalla eeehhh Macarena (aaaahhhjjj). Se me pone la piel de gallina de la vergüenza ajena que me produce oir eeehhh Macarena (aaaahhhjjj) aun estando solo y aun cuando mis pies siguen el ritmo de la música. Es la versión spanglish, unas tías recitan en ingles (“the boy who name is Vitorino”) mientras Los del río cantan el estribillo. Lo más simple del mundo. Éxito mundial. La Macarena (aaaahhhjjj) sonaba en los tiempos muertos de la NBA!!!

Hace unos días vi la película Charlie y la fábrica de chocolate y en los créditos de la película aparece eeehhh Macarena (aaaahhhjjj) aun cuando solo se oye 1 segundo (si llega) de música… Ye impresionante, que dirían en Asturias. Pero ojo, detrás de eeehhh Macarena (aaaahhhjjj) vino otro vídeo: Los Manolos. Otros que anduvieron por la senda del éxito internacional. Por qué se curran esas galas y esos OTs para buscar a alguien para Eurovisión cuando pueden ir a cualquier gasolinera de provincia y elegir cualquier cantante rural que seguro que triunfa. De cualquier forma se trata de ganar; si queda en el último puesto para mí como si queda segundo: no ha ganado. Está visto que cuanto más hortera y más friki mejor… aaaahhhjjj.