Mousaka

Menú del día en El Corte Inglés de Sanchinarro: de primero fideos no sé qué (no me gustan los fideos, así que no presté atención), tortilla a la francesa y ensalada con un nombre raro. Pregunto y lleva lechuga, tomate, judías verdes y anchoas (le faltaba chicle). Así que opto por la tortilla y… error de imprenta, no es tortilla sino mousaka, una suerte de lasaña pero con verduras. No me gustan la mayoría de las verduras, pero respiro y pienso: abre tu mente (como la canción). Y lo pido.

Convencido de que eso me iba a estropear el maravilloso día de sol y precios descompuestos que llevaba hasta el momento, me sirven la mousaka y la ataco sin dudar. El primer sabor, poderoso, a champiñón… sabe a pizza, pienso, y sigo comiendo sin hacer ascos y sin mirar mucho el plato para no ver cosas que no quería (pimientos asados, fritos u otras verduras que no me gustan). Cuando me quedaban apenas dos bocados, oigo al camarero contarle a mi vecino de mesa lo que lleva la mousaka, y oigo “berenjena”… así que decido terminar el plato y no arrepentirme de lo hecho.

Así que, básicamente, hoy he descubierto la mousaka. Se deja comer… aunque creo que la seguiré evitando mientras pueda.

One thought on “Mousaka

Comments are closed.